{{featured_button_text}}

MIAMI - Para Rob Buscemi, de 32 años, el precio era el

adecuado para vivir con un desconocido.

Por 1,340 dólares al mes, Buscemi, un agente hipotecario,

alquila su propia habitación, pero comparte el resto de su apartamento en el

centro de Miami con una contadora, una mujer que usa un espacio de trabajo

compartido en el mismo edificio para su negocio.

Buscemi se mudó hace dos meses a X-Miami, donde cada

apartamento puede alojar a dos o tres personas, con alquileres a partir de los 1,300

dólares al mes. Los residentes pueden alquilar nuevos apartamentos amueblados o

sin amueblar. Las personas que quieren vivir solas pueden esperar que las

rentas comiencen en 1,600 dólares.

"Tenemos un gimnasio completo y una terraza con piscina

y buen transporte cerca", dijo Buscemi. "El precio y los servicios

que obtengo superan con creces vivir con una compañera de casa". También

supera al viaje diario desde su antigua casa en Boca Raton hasta el Condado de

Miami-Dade, al que llamó "brutal".

Pero, ¿la convivencia es simplemente una extensión del vivir

en un dormitorio desordenado o de la casa de una fraternidad universitaria?

Cuando ese solomillo en el refriferador desaparece misteriosamente, ¿a quién

llamas? Y si el compañero de casa resulta ser un imbécil o un rufián, ¿quedas atrapado?

Property Markets Group, que opera X Miami y acaba de rematar

una torre como esta llamada X Las Olas en el centro de Fort Lauderdale, dice

que las reglas claramente escritas están diseñadas para evitar el caos del

comportamiento rebelde. El ambiente del edificio, dice, atrae a personas que

realmente son adultos.

Entre el estilo de vida exclusivo y los precios atractivos,

la compañía está apostando a que más personas como Buscemi optarán por la convivencia,

que está comenzando a afianzarse a nivel nacional y en el extranjero, dicen los

desarrolladores y corredores.

::

Además de los proyectos de PMG en Fort Lauderdale y Miami, hay

otros en funcionamiento o planeados en Nueva York, Chicago, Phoenix, Denver,

Los Ángeles y San Francisco. PMG también está comenzando la construcción de

otra torre de rentas compartidas cerca de X-Miami, un edificio de 714 unidades

y 49 pisos en 400 Biscayne Blvd., y tiene una segunda torre en la mesa de

diseño al lado de la que pretende abrir el próximo año en la Ribera de Fort

Lauderdale.

"Los primeros indicadores son excelentes, pero

necesitamos un tamaño de muestra más grande", dijo Ryan Shear, director

gerente de PMG en Miami. Al preguntarle qué buscan los inquilinos, respondió:

"Creo que es el precio al final del día".

Los alquileres en el sur de la Florida parecen demostrar su argumento.

El precio promedio de alquiler en mayo fue de 1,787 dólares en

el condado de Palm Beach, 1,914 dólares en el condado de Broward y 1,940 dólares

en el condado de Miami-Dade, según Reinhold P. Wolff Economic Research en

Oakland Park. El mes anterior, Broward lideró el estado con un promedio de

1,900 dólares, según un sondeo nacional realizado por Rent Cafe.

Evan Snow, cofundador de Art Fort Lauderdale, dijo que está

pensando en dejar un apartamento de tres habitaciones en Flagler Village y

mudarse a X Las Olas cuando se inaugure. El espacio de vida compartido ofrece

mejores precios de lo que está pagando ahora.

"Soy un gran fanático del trabajo conjunto y me he

convertido en un fanático de la convivencia por lo que he visto en la Ciudad de

Nueva York", dijo.

Soltero, sin hijos y de poco más de 30 años, Snow dijo que

"puede llevarse bien con casi cualquier persona. Estoy en movimiento. El

concepto se adapta bien a mi situación".

::

PMG dice que no alquilará un dormitorio a nadie a menos que

pase las verificaciones criminales, de ingresos y de crédito estándar.

"Todos firman un código de conducta que describe la etiqueta básica de los

compañeros de casa", dijo una portavoz. "Facilitamos un encuentro

para tomar un trago o un café antes de la mudanza para que se desarrolle la

familiaridad antes de que vivan juntos".

Los compañeros de casa incompatibles pueden divorciarse

antes de que expiren sus contratos. Aquellos que no pueden vivir juntos pueden

mudarse hasta dos veces con un aviso de 60 días de anticipación.

Los residentes pueden resguardar sus pertenencias personales

simplemente cerrando las puertas de sus dormitorios.

Solo el 20% de los edificios de PMG están dedicados a su

programa llamado "alquiler por habitación", donde todos tienen un

baño privado. La mayoría son adyacentes a sus habitaciones privadas. Los

residentes comparten la cocina y el comedor.

El otro 80% de las unidades son en su mayoría estudios, así

como apartamentos de una y dos habitaciones.

Los residentes tienen acceso a salas de conferencias,

sillones de descanso y un gimnasio.

Aquellos que alquilan sus propios apartamentos por fuera de

los programas de alquiler por habitación pueden alquilar el espacio amueblado o

sin amueblar. Todas las unidades de alquiler por dormitorio están completamente

amuebladas.

::

Mitash Kripalani, director de servicios de inversión para

Colliers International, una firma de servicios inmobiliarios, dijo que el

concepto está "creciendo significativamente en popularidad".

Dijo que hay demanda entre las personas que quieren vivir en

áreas del centro cerca de sus empleos, el transporte público local y puntos de

interés como museos, estadios deportivos y colegios y universidades locales.

Colliers está ayudando con un proyecto frente a la

Universidad de Miami en Coral Gables, donde los estudiantes comparten casas.

Allí, un desarrollador ha renovado un edificio de 24 unidades en South Dixie

Highway y lo ha convertido en un espacio de convivencia donde los inquilinos

alquilan por habitación y comparten áreas comunes. Los precios comienzan en

1,300 dólares al mes.

Y una compañía llamada Collective from London planea una

operación de convivencia de 12 pisos en la sección Wynwood de Miami. El

cofundador de la compañía, Reza Merchant, declaró a Forbes que está buscando

desarrollar 4,500 apartamentos compartidos en los Estados Unidos, el Reino

Unido y Alemania.

WeWork, uno de los pioneros en espacios de trabajo compartidos,

está comenzando un concepto de viviendas compartidas WeLive en entre 60 y 70 mercados

estadounidenses. Kripalani dijo que el sur de la Florida está en la lista de

expansión de la compañía.

Según su sitio web, WeLive ofrece opciones de vivienda de

corto a más largo plazo en Nueva York y Washington, D.C.

"Ya sea que se trate de un nómada de nuestros días que

simplemente se detenga o se sumerja en la ciudad antes de dar el gran salto,

WeLive ofrece condiciones flexibles para adaptarse a su agenda única", señala

la compañía. "Nuestro objetivo es asegurarnos de que se sienta como en

casa, sin importar cuán corta o larga sea la estadía".

"La gente está abierta a eso", dijo Kripalani.

"Son usuarios de Uber. Están trabajando juntos. Este nicho de convivencia

está aquí para quedarse".

Visit the Sun Sentinel (Fort Lauderdale, Fla.) at www.sun-sentinel.com

Subscribe to Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0

Load comments